26 noviembre 2009

Daredevil

El amor es ciego, pero lo vecinos no
Noel Clarasó


El paciente de esta semana empezó a verme por una crisis de identidad. Al principio de su carrera, se creía Ágatha Ruiz de la Prada (o eso deduje por lo colorido de su indumentaria). No tardó en recuperarse, pero casi inmediatamente ocurrió algo extraño y es que llamándose Matt, todo el mundo se empeñaba en llamarle Dan. Supusimos que tenía cierto parecido físico con algún jugador de fútbol, ya que concretamente se referían a él como Dan el Defensor. A ambos nos chocó tanta fama para un zaguero invidente, pero cosas más raras han ocurrido (Serafín Zubiri).

Reconozco que al principio acepté este caso para recibirle de noche y recortar la factura de la luz de una forma que no sería posible con otros pacientes, pero al final ha acabado por despertar mi interés. Sobre todo por su indumentaria. ¿Saben que una novia le ayudó a diseñar el traje? Ustedes fíjense en la cabeza y puede que empiecen a entender el desastre de la vida sentimental de este hombre.

Puesto que se hace llamar "el hombre sin miedo", no creo que tenga problema en afrontar los ejercicios que le he propuesto. Salvo que sea una afirmación de esas como cuando una revista dice que Adrian Brody es el hombre más sexy del mundo. ¿De qué mundo?

  • Preguntar a las chicas que conoce por Internet de dónde sacan sus nicks. Y desconfiar por sistema si son del tipo Viuda Negra, María Tifoidea.
  • Mientras supera esta fase de problemas con las mujeres, dejar de considerar a La Mano una enemiga.
  • Tomar nuevas clases de artes marciales. Con la de las palizas que le han caído ya, es el momento de considerar que un invidente con un maestro invidente a lo mejor no es la mejor idea.
  • Dejar de usar las excusa de la ceguera cuando le preguntan si ha visto la versión cinematográfica con Ben Affleck. ¡Que lo asuma de una vez!
  • Dejar de ser abogado. O en su defecto, dejar de afirmar que quiere lo mejor para la humanidad. Ambas cosas son incompatibles.


Y no olvidemos darle las gracias a nuestro editor invitado, el gran Edu. Un aplauso, ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2009 Superegos, la serie All rights reserved. Theme by Daniel Solana Tacón.